Leganés,  Jueves, 30 de Marzo de 2017
Teófila Martínez contra el nudismo en Cádiz.
lunes, 10 de agosto de 2009

Así nos quiere ver en la playa Teófila Martínez, alcaldesa del PP de la capital gaditana.

Está claro que a la alcaldesa de Cádiz la gustaría volver a los años cuarenta del siglo XX, cuando el tema de la decencia pública tenia su caballo de batalla al aproximarse los meses de verano.

Está claro que a la alcaldesa de Cádiz la gustaría volver a los años cuarenta del siglo XX, cuando el tema de la decencia pública tenia su caballo de batalla al aproximarse los meses de verano. Cada año los curas con diócesis playeras avisaban a sus diocesanos y los ponían en guardia frente actitudes indecentes, pidiéndoles que cuidaran mucho las manifestaciones de afecto en lugares públicos. Respecto a las playas, constituía una verdadera obsesión para el clero de entonces imaginar que hombres y mujeres pudieran alternar en paños menores ofreciendo el torpe contubernio de sus desnudeces. El uso del albornoz se impuso al salir del baño y muchas asociaciones familiares propugnaron la separación radical de los sexos, exigiendo que hombres y mujeres se bañaran por separado y divididos por una empalizada.

El padre Quintín de Sartego, de la Orden Capuchina, calificaba así el espectáculo playero: “Es muy verosímil que el espectáculo más inverecundo e inmoral, legalizado en la sociedad moderna, sea el que ofrece la playa. [...]. No hay, pues, en la conducta social de la mujer una acción más grave, más excitante al pecado feo, que la que realiza tranquilamente en sus baños públicos en la playa. Son ocasión próxima de pecado mortal”.

El padre Laburu, docto jesuita, en su opúsculo “Las playas en su aspecto moral” decía refiriéndose al desnudo femenino [...] “la exhibición impúdica hace que las pasiones se desborden en lujuriante actividad y violen, por tanto, procazmente los altos fines de la Divina Providencia”.

Obedeciendo a estas altas consideraciones de orden moral, la Dirección General de Seguridad, desde 1941, tenia preparada una nota que salía a la luz al aproximarse el periodo de los baños de mar en la que, a fin de que la moralidad pública no quedara malparada, tomaba las siguientes disposiciones:

Al acercarse la estación estival, y en defensa de la moralidad pública, esta Dirección General hace pública las siguientes disposiciones, habiéndose cursado a las autoridades competentes instrucciones en el sentido de imponer sanciones a todos cuantos las infrinjan:

1.- Queda prohibido el uso de prendas de baño indecoroso, exigiendo que cubran el pecho y espalda debidamente, además de que lleven faldas para las mujeres y pantalón de deporte para los hombres.

2.- Queda prohibida la permanencia en playas, clubes, bares, etc. bailes y excursiones y, en general, fuera del agua, en traje de baño, ya que este tiene su empleo adecuado y no puede consentirse más allá de su verdadero destino.

3.- Queda prohibido que hombres y mujeres se desnuden o vistan en la playa, fuera de la caseta cerrada,

4.- Queda prohibida cualquier manifestación de desnudismo o de incorrección, en el mismo aspecto, que pugne con la honestidad y el buen gusto tradicionales entre los españoles.

5.- Quedan prohibidos los baños de sol sin albornoz, con excepción de los tomados en solarios tapados al exterior.

Por al autoridad gubernativa se procederá a castigar a los infractores, haciéndose público el nombre de los corregidos.

Y efectivamente, el nombre de los “corregidos” aparecía en la prensa diaria bajo un epígrafe titulado “Sanciones”. Allí se notificaba que “por inmoralidad y escándalo público han sido multados....

Vienen estas anotaciones previas a cuento de una infamación aparecida en El Confidencial firmada por Agustín Rivera y cuyo texto se reproduce en las siguientes líneas.

Siguen en pelotas y la alcaldesa de Cádiz les joderá el verano. A su disposición tendrá a los mirones de la poli local, agentes voyeurs autorizados (cuidado: se mira pero no se toca), que intentarán pillar a nudistas, la versión posmoderna y playera de los pecadores Adán y Eva. Teófila Martínez, una santanderina que para asombro del sonado PSOE local todavía gana elecciones compulsivamente, ha declarado la guerra a los que practican el nudismo en la Playa de Cortadura. Nada de enseñar los genitales. Ni los pechos. Aquí no se desnuda nadie.

El nudismo en las playas gaditanas está mucho más consolidado que el Trofeo Ramón de Carranza y si me apuran es hasta más antiguo que los adorados Carnavales, pero Teo, la alcaldesa rubia de bote, quiere animar el comercio local: habrá que comprar bañadores, bikinis y trikinis si insistes en tomar el sol de agosto con vistas al Atlántico sureño.

En Cortadura, la única playa natural de la ciudad y la más extensa, lindando con el término municipal de San Fernando, siempre se ha permitido el nudismo y ahora el Ayuntamiento fundamenta su tesis de ponte la ropa porque yo lo ordeno en la supuesta falta de moralidad que es mostrar el cuerpo tableta de chocolate o supermichelin sin ningún añadido de corte y confección.

Este inesperado revival de la “ley de vagos y desnudantes” mejorará la paupérrima tesorería del Ayuntamiento de Cádiz: La mirona Policía Local podrá multar con hasta 750 euros al que localice en Cortadura sin trapo alguno. Teófila aún no ha desvelado qué castigo soportará el que ose desnudarse en las playas urbanas de la Victoria, Caleta o Santa María… No hay que descartar el destierro lejos de la Tacita de Plata.

Todavía hay mentes calenturientas que asocian el nudismo con el acto sexual desenfrenado, loco, juvenil, azaroso y algo incómodo, la verdad, en la arena finísima de Cádiz y eso, argumentan, no liga bien con los valores familiares. ¿Acaso no hay familias enteras que practican el nudismo? No digo que sea lo que piense la alcaldesa, no, pero el hecho sería bien digno de analizar por el escritor algecireño Juan José Téllez, (acaba de ganar el Premio Unicaja de Poesía, antes Rafael Alberti), que el año pasado publicó un desternillante ensayo sociológico: Teoría y praxis gaditana.



                    
CIUDADANOS POR EL CAMBIO
Somos unos ciudadanos de Leganés que estamos preocupados por los acontecimientos que vienen sucediéndose en nuestro municipio desde hace unos meses...
3261 DÍAS SIN APLICARSE LA LEY DE LA MEMORIA HISTÓRICA EN LEGANÉS
En esta sección se irán colgando periódicamente aquellas investigaciones que se vayan efectuando sobre la Historia de Leganés. Comenzamos con el libro: “Leganés, de aldea a gran ciudad”.
Considero que el afrontamiento de la situación actual tiene que abordarse desde dos dimensiones distintas, cuyos vasos comunicantes sean fraguados por la izquierda social y política.
La presidenta de la Delegación de Leganés de la FAPA Giner de los Ríos ha pedido en nombre de la Plataforma por la Escuela Pública una entrevista al Alcalde y otra al Director de la DAT Sur
EN TORNO A 400 NIÑOS Y NIÑAS DE LEGANÉS HAN TENIDO QUE DEJAR SU PLAZA EN LAS ESCUELAS INFANTILES PÚBLICAS POR NO PODER SUFRAGAR LAS DESORBITADA SUBIDA DE LAS TASAS
Dos expresidentes autonómicos, tres exministros, cuatro alcaldes… así hasta 150 imputados ‘genoveses’
El Congreso de los Diputados ha aprobado el pacto fiscal europeo con los votos de PP, PSOE, CiU, PNV, UPyD y UPN. Dicho pacto recoge la obligación de los países de la UE de cumplir con la regla de oro
PP, PSM e IU votan en contra de una proposición de UPyD para que los cargos en los Ayuntamientos no cobren más que el presidente del Gobierno


ENLACES
Copyright 2009. Ciudadanos por el Cambio. Todos los Derechos Reservados